excelsior.com

CIUDAD DE MÉXICO.

Rectores de 144 universidades públicas de Estados Unidos manifestaron su compromiso y apoyo a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para ayudar a los estudiantes mexicanos que pudieran ser expulsados de la Unión Americana.

Desde Washington, DC, la Asociación de Universidades Públicas de Estados Unidos (APLU, por sus siglas en inglés) expresó su enérgico rechazo al intento prohibir la entrada de inmigrantes de diversos países del mundo a su territorio.

Las universidades de nuestro país se enriquecen y fortalecen con el talento, visión y cultura de los estudiantes, académicos e investigadores internacionales”, indicó el presidente de ese organismo, Peter McPherson.

En el mismo sentido y en documentos por separado, los rectores de distintas universidades como la de Texas en Austin, la de Indiana, la de Arizona y de Texas State, manifestaron su compromiso a la máxima casa de estudios para ayudar a los estudiantes mexicanos.

Diversos rectores informaron al rector de la UNAM, Enrique Graue, sobre las acciones legales que preparan en defensa de sus estudiantes, en particular por los “dreamers”.

El vicepresidente de la Universidad de Arizona, Mike Proctor, señaló que “debemos trabajar juntos para asegurar que no estamos apoyando a las actuales políticas sin sentido y, como resultado, rindiéndonos a sus dictámenes”.

Los jóvenes latinos, en su mayoría mexicanos, son el segmento demográfico con más nuevos ingresos a las universidades públicas de Estados Unidos, destacó la respuesta de apoyo a las propuestas de cerca de 144 universidades mexicanas, anunciadas en días pasados por el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers.

Convencidos de que “la creación de conocimiento y el empoderamiento educativo no tiene fronteras”, los rectores norteamericanos ofrecen a la UNAM “mantenerse unidos para afrontar los recientes ataques sin precedentes que se han generado hacia la variedad de libertades que han definido a esta nación”.

En la declaración de la APLU, concentrada en el rechazo de impedir la entrada al país a personas de naciones mayoritariamente musulmanas, se advirtió el peligro de que jóvenes del resto del mundo renuncien a estudiar en Estados Unidos.

La máxima casa de estudios dio a conocer en un comunicado que incluso en espacios como Indiana, corazón del medio oeste estadounidense y cuna del Ku Kux Klan, la solidaridad con los estudiantes extranjeros, en particular los mexicanos, ha sido clara.