AGENCIA DE NOTICIAS: GOLPE POLÍTICO

 Xalapa, Ver., 16 de febrero de 2017.- Luego de esperar cuatro horas al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián y al Fiscal Jorge Winckler Ortiz, los familiares de los desaparecidos se mostraron molestos.

Por lo que a su llegada les dieron la espalda en señal de inconformidad por el retraso y por el trato descortés y prepotente de parte de la Fiscalía, al que consideraron inhumano, poco cordial y soberbio.

Campa Cifrián como buen político ofreció una disculpa, argumentó que su llegada había sido retrasada por las inclemencias del tiempo y les ofreció iniciar con la reunión, ya que habría información relevante.

 El Fiscal General sólo puso su cara de desprecio, hizo su mutis de enojo, y los ojos se le hinchaban, quería fulminar a los familiares de los desaparecidos.

Campa suplicó “acepten una disculpa, no hubo manera de aterrizar en la ciudad de Xalapa, esperamos para salir de la Ciudad de México que hubiera una temperatura para que el avión pudiera aterrizar, aterrizamos en el puerto de Veracruz”.

Los padres de familia aceptaron la disculpa, pero le reclamaron a Jorge Winkler, quien se molestó y con esa soberbia que le brota por los poros dijo “me disculpo pero hay situaciones que no están en nuestro control”.

Los reclamos siguieron y le hicieron saber que entraron a la fuerza a la dependencia al ver que nadie las atendería, pero Winkler sólo dijo “ok”, lo que molestó a los quejosos pues ven en su comportamiento a un patán.

Roberto Campa intervino para disculparse y pidió que se diera la reunión, por ello solicitó a los reporteros de  los medios de comunicación que se retirarán.