excelsior.com.mx

La derrota 2-1 ante Chivas en el arranque del Clausura 2017 caló hondo en el campamento de los Pumas, es por ello que ya preparan el duelo de la fecha 2 ante uno de sus grandes rivales: La Máquina.

Los auriazules tienen cuentas pendientes ante los cementeros, pues desde el torneo regular del Apertura 2010 (2-0), los ahora dirigidos por Juan Francisco Palencia no han sido capaces de doblarlos en el Olímpico Universitario.

“Tenemos en frente un partido muy complicado ante Cruz Azul, esperemos no cometer los mismos errores que contra Chivas”, dijo el defensa Darío Verón. “Si queremos ganarle a Cruz Azul debemos hacer un partido perfecto; ellos cada temporada se preparan bien, tienen refuerzos de calidad, pero acá nosotros pensamos en nosotros para poder hacer un juego completo… no va a ser fácil debido a que a ellos se les da el Olímpico Universitario”, señaló.

La sangre nueva fue bien recibida, razón por la cual esperan que su adaptación ocurra pronto. El chileno Nicolás Castillo ya dejó interesantes pinceladas.

“Los refuerzos mostraron calidad en el primer partido, tienen deseos de trascender y ganar cosas importantes; creo que, particularmente, Bryan Rabello y Nicolás Castillo nos van a ayudar mucho”, subrayó.

La capitanía volvió a manos de Verón, tras la salida de Luis Fuentes a Monterrey; el paraguayo se dijo agradecido y comprometido. “Siempre estoy motivado, Pumas es todo para mí y no soy egoísta, el torneo pasado le di a Luis el gafete de capitán para que también los canteranos puedan soñar con ello. Mis compañeros me apoyaron, espero responder correctamente”, apuntó.