“Luis Videgaray se descartó para el 2018. No quiere salir en esa foto, a pesar de que durante cuatro años se le consideró el aspirante con las mayores posibilidades Anda atareadísimo, tratando de encontrarle la cuadratura al círculo de la relación con la administración Trump, pero se dio tiempo para decir que no volvió al gabinete para buscar la candidatura presidencial del PRI. Y es que una vez que se sentó en la oficina principal de la cancillería comenzó el cotilleo en columnas, redes y desayunadores, de que Videgaray regresa a la competencia. La verdad es que el secretario de Relaciones Exteriores tiene una chamba colosal en las inmediaciones del Potomac, como para hacer grilla en Insurgentes Norte. Además a estas alturas no hay espacio para artimañas.” Comenta “Pepe Grillo” en La Crónica de Hoy