Que el acuerdo por la economía familiar es un chiste, dicen en el PRD. No les fue suficiente hacer una piñata de Donald Trump y apalearla en una posada. Ahora el sol azteca llama para que el 20 de enero no se compren productos estadunidenses, día en el que el empresario asumirá la Presidencia de aquella nación. El partido de Alejandra Barrales anunció una serie de “barreras de contención” para que Trump no pase por encima de los derechos de los migrantes mexicanos. Beatriz Mojica, secretaria general, instó a las autoridades federales y locales a sancionar a las empresas estadunidenses que dejen México tras las amenazas; léase Ford. ¿En serio, de ese tamaño son sus planteamientos? Comenta “Frentes Políticos” de Excélsior