“El canciller Luis Videgaray está inscrito en una prueba contrarreloj. Tendrá que aprender los secretos de la diplomacia internacional mientras pedalea y tal vez, si tiene insomnio, en algunas clases nocturnas. Tiene que estar listo antes del día 18, fecha de la primera reunión formal entre el equipo de Videgaray y el que está conformando Donald Trump. Menos mal que puede llevar acordeón. La cita es en Washington, hoy por hoy una de las ciudades más frías del mundo para los mexicanos. La temperatura política en la capital norteamericana para los connacionales es de bajo cero.” Difunde “Pepe Grillo” en La Crónica de Hoy