mediotiempo.com – 01/01/17

El primer semestre del año fue histórico. La Liga MX presumió que nunca había tenido tanta afición, pero la inercia no dio para que la curva se mantuviera ascendente.

Después de un Clausura 2016 con 4 millones 255 mil 423 aficionados, el Apertura de 2016 terminó en su Fase Regular con un 4.4 por ciento menos, con 4 millones 69 mil 142 seguidores.

Esta diferencia fue a pesar de que la campaña que recién terminó tuvo un récord de Jornada 1, pues nunca antes un torneo había iniciado con 270 mil asistentes. La Fecha 7 fue todavía más numerosa, en gran medida porque ahí se disputó el clásico entre América y Chivas en el Estadio Azteca.

La jornada en que menos asistentes hubo fue la 15, cuando solo se transmitieron dos encuentros por televisión restringida o internet. De acuerdo a los totales, el Clausura tuvo un promedio de asistentes por partido de 27 mil 813, mientras que en el Apertura fue de 26 mil 595.

Al menos, el Apertura creció 30 por ciento durante la Liguilla, cuando hubo un total de 532 mil 577 personas en las tribunas y un promedio de 38 mil 41 seguidores por encuentro.

RAYADOS Y TIGRES, LOS DE MÁS ASISTENCIA;TOLUCA Y CRUZ AZUL, LOS PEORES

Como es una costumbre, los equipos regiomontanos fueron los que mejores asistencias presentaron a lo largo del Apertura 2016.

Rayados albergó en ocho juegos de local un total de 387 mil 79 aficionados, con un promedio de 48 mil 384 aficionados por partido. Tigres, con un estadio de menor capacidad, durante nueve encuentros recibió a 372 mil 61 asistentes, con una media de 41 mil 340 personas.

Los de peor asistencia fueron Toluca y Cruz Azul. Los Diablos, que por la remodelación del Nemesio Díez jugaron en “casa prestada” en el Alberto “Chivo” Córdoba, recibieron en ocho encuentros un total de 127 mil 654 aficionados, promediando 18 mil 236 personas por juego.

En tanto, Cruz Azul y su triste torneo con Tomás Boy ahuyentaron a su gente. En nueve partidos, solo asistieron 152 mil 352 personas, es decir, 16 mil 928 asistentes por juego.

.
.