* El diputado Juan Manuel de Unanue Abascal del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional solicitó reformas al Código Financiero Estatal, también para que sea garantía de créditos de la micro, pequeña y mediana empresa

Agencia de noticias y periódico digital: Golpe Político

Xalapa, Ver., 17 de noviembre de 2016.- En la cuarta sesión ordinaria del primer año de ejercicio constitucional de la LXIV Legislatura el diputado Juan Manuel de Unanue Abascal, del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN), presentó una iniciativa que modifica el artículo 105 del Código Financiero para evitar la utilización del impuesto Sobre Nómina en el pago de deuda y saneamiento financiero.

En la exposición de motivos, el legislador expresó que en marzo del 2001 con el propósito de apoyar la modernización de la entidad, el titular del Ejecutivo envío a este Congreso la iniciativa de Código Financiero del Estado, el cual fue publicado en la Gaceta Oficial número 67 de fecha 3 de abril del 2001.

Dentro de este ordenamiento, incluyó la creación del Impuesto del 2 por ciento sobre Nóminas, con la consideración de afectar el cien por ciento de los ingresos derivados de este concepto a un Fideicomiso Público encargado de financiar el gasto de obra pública.

El 10 de agosto de 2005, fue reformado el artículo 105 del Código Financiero para cambiar el destino de la recaudación para quedar, además como base de garantía liquida en el otorgamiento de créditos para la micro, pequeña y mediana empresa; así como el financiamiento del gasto público en los rubros de obra pública, e inversión de capital para salvaguardar la protección civil en una o varias regiones o zonas de la entidad.

El 27 de diciembre de 2010 reformaron textos de los artículos 98, 105 y 348 delCódigo Financiero del Estado de Veracruz, para quedar como Impuesto sobre erogaciones por remuneraciones al trabajo personal.

De la misma forma, el 16 de diciembre de 2013, fue adicionado un segundo párrafo del artículo 101 del Código Financiero del Estado de Veracruz, el cual establece que el Impuesto de Erogaciones del personal que pagan por el Gobierno del Estado, cambiará su tasa del 2% al 3%, así como, la recaudación realizada por estos trabajadores no la destinarán a los fines del fideicomiso público.

Por último, el 23 de septiembre de 2015, mediante oficio número 233/2015, el hoy Gobernador con licencia del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave, Doctor Javier Duarte de Ochoa, presentó a la Legislatura en turno, la Iniciativa con Proyecto de Decreto que Reforma y Deroga diversas disposiciones del Código Financiero para el Estado de Veracruz, por el cual amplió los fines del impuesto sobre erogaciones por remuneraciones al trabajo personal, extendiéndolo a el pago de la deuda pública y al saneamiento financiero, que fueron aprobadas el 8 de octubre de 2015, publicado el 20 de octubre de 2015 en la Gaceta Oficial del Estado, Número extraordinario 418.

El Impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al trabajo Personal (ISTERP) es el principal ingreso dentro del rubro de impuestos del Gobierno de Estado, siendo la más importante recaudación dentro de las finanzas públicas, ya que a través de éste, se pudo detonar la inversión pública en infraestructura y el apoyo a micro y pequeñas empresas desde su creación hasta el año 2008, tal y como se aprecia en la información de las Cuentas Públicas y los Informes de Gobierno, cumpliendo con las funciones que tenía encomendadas.

Derivado de los Informes de Resultados de las Cuentas Públicas realizados por el Órgano de Fiscalización del Estado al Fideicomiso, este Congreso advirtió información parcial, ya que pasaron de auditar las obras o solo enunciar el monto depositado a dicho fideicomiso, que no necesariamente, es el monto recaudado por la Secretaria de Finanzas y Planeación del Estado, por lo que, se tendrá que establecer mejores mecanismos de control en el manejo de los recursos que se obtienen de dicho impuesto.

En virtud de esta situación, el Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional denunció en el año de 2015, un aparente desfalco por el orden de más de $6,000 millones de pesos al Fideicomiso Público de este Impuesto.

“La falta de transparencia de lo recaudado al fideicomiso y la diversificación del objeto del impuesto, detonó la caída libre de la inversión en infraestructura pública en todo el Estado de Veracruz, que lo llevó al colapso de la iniciativa privada por la falta de obras y por ende afectó la mano de obra, el pago de proveedores y todas las industrias relacionadas con la construcción, todo esto ha desembocado en una falta de gobernabilidad e inseguridad”, dijo.

Llegando a representar que los ingresos de este impuesto fueran exclusivamente para el pago de deuda pública y saneamiento financiero, por lo cual se alejó de su origen, de ahí que incluso existe resistencia de los patrones para que se siga pagando dicho impuesto.

El diputado del Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional propuso a esta Soberanía la derogación de los incisos C, D y E y el párrafo cuarto y reforma el párrafo segundo del artículo 105 del Código Financiero para el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave para definir que la recaudación total del impuesto Sobre Nóminas sea destinado como base de garantía liquida en el otorgamiento de créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas; así como para el financiamiento de obra pública.

Esta iniciativa fue turnada a la Comisión Permanente de Hacienda del Estado.