No lo duden, los integrantes del magisterio que son los más críticos del gobierno estatal exigirán su bono sexenal y Javier Duarte que tiene “corazón de pollo” es capaz de dárselos con tal dejar sin un centavo a su némesis.